103.000 personas, un 16% de la población navarra se encuentra en exclusión social

FOESSA, Noticias

 

Navarra cuenta con 103.000 personas en situación de exclusión social, según los datos del Informe FOESSA sobre Exclusión y Desarrollo Social en Navarra, que se ha presentado hoy en rueda de prensa en la sede de Cáritas Pamplona.  Una cifra que se ha reducido de 2013 a 2018 en un 9,6% , mientras que en España la caída ha sido del 27,8% en este mismo periodo. Eso sí, es necesario tener en cuenta que Navarra siempre ha partido de cifras de exclusión más moderadas.

El informe FOESSA revela que dentro de la exclusión social, hay 38.000 personas en situación de exclusión social severa, que ha pasado de representar un 7,2% de la población navarra en el año 2013 a un 5,8% en el año 2018, un descenso de casi el 20%. En general son personas y hogares en los que se ceba la desigualdad y la precariedad en diferentes formas.  Vivienda insegura e inadecuada, desempleo persistente, precariedad laboral extrema e invisibilidad para los partidos políticos, son algunas de sus características.

Pero especialmente preocupante para Cáritas resulta el grupo de 14.000 personas a las que se denomina “la sociedad expulsada”. Son personas en exclusión severa que acumulan tal cantidad de dificultades que están preocupadas únicamente en sobrevivir día a día y a las que probablemente no llega ningún tipo de mecanismo de protección. Este grupo ha aumentado el 70% en los cinco últimos años.

Factores de riesgo de la exclusión

El informe pone de manifiesto que hay tres bloques de riesgo social que afectan a Navarra. El primero es la vivienda, que es el motor elemental de la desigualdad y un factor clave en las dinámicas de exclusión social. El acceso a una vivienda digna se ha convertido en un derecho inaccesible para muchas familias. De hecho en Navarra es el primer generador de dificultades en la sociedad.

La publicación pone de manifiesto que existen dos situaciones de exclusión residencial especialmente graves.  Hacen referencia a personas que viven en situación de “vivienda insegura”, que no saben si el mes siguiente se van a ver en la calle. En esta situación en Navarra se encuentran unos 12.000 hogares (4,8%) que afectan a un total de 29.000 personas. El segundo foco es la “vivienda inadecuada”, que no reúne las condiciones para vivir por hacinamiento, sin acceso a suministros, etc. En esta situación en Navarra se encontrarían unos 14.000 hogares (5,8%), que alcanzan a 59.000 personas. El informe pone de relieve que hoy 3.000 hogares viven en estas circunstancias simultáneamente.

El segundo bloque de riesgos se refiere al empleo como factor de integración. El desempleo se ha reducido de forma progresiva pero con escasa fortaleza. La precariedad laboral se ha convertido en  una forma de vida estructural que se percibe en dos indicadores, por un lado que la exclusión social afecta en mayor medida a las personas con jornada parcial y por otro que y 1 que  de cada 4 personas en la comunidad tienen que combinar ingresos por trabajo con ingresos por protección social.

El estudio revela también que el 12% de las personas que trabajan están en exclusión social. El  Coordinador del estudio, Guillermo Fernández, ha señalado que mientras que entre los años 2000 y 2007 «se hablaba de los mileuristas como de una situación de precariedad, hoy el mileurismo se ha convertido casi en un deseo. Muchas personas no pueden acceder a un salario que supere los 600-800 euros”.

El tercer bloque de riesgo son “problemas” que tienden a crecer a medida que nos introducimos en la exclusión más severa. Están relacionados con la falta de ingresos y la imposibilidad de comprar medicinas o seguir tratamientos y dietas; o por el aumento de las relaciones conflictivas: malos tratos,  relaciones muy malas en el hogar, problemas con el alcohol, drogas, juego, etc…

Un elemento significativo es que el peso de este tercer bloque en el conjunto de la exclusión era en 2013 del 18%. Sin embargo en el 2018 representa el 37% , lo que podría apuntar a la cronificación y agravamiento de las situaciones de exclusión.

Perfil sociodemográfico de  los hogares en exclusión

  • No existen diferencias en cuanto al género.
  • El grupo mayoritario se encontraría entre los 30 y los 44 años.
  • El 49% trabajan. Trabajar no es garantía de poder participar de poder sobrevivir.
  • 8 de cada 10 personas que sustentan hogares navarros en exclusión son de nacionalidad española.
  • El 52% de la exclusión social en Navarra se encuentra en los municipios de menos de 5000 habitantes.

Sobre el Informe FOESSA

El Informe FOESSA sobre Exclusión y Desarrollo Social en España y en Navarra es un relato del momento de incertidumbre en el que nos encontramos y una mirada a nuestra cohesión social para analizar cómo vivimos y reaccionamos ante la gran recesión, cómo estamos enfocando la salida y cuáles son las consecuencias de la crisis en la poscrisis.

Este VIII Informe ha sido construido por más de 500 personas. Un equipo de investigación solvente y comprometido con la realidad de los más pobres, 125 investigadores de 30 universidades y 13 organizaciones de acción e investigación. Un equipo de encuestación profesional de más de 350 personas que en el caso de Navarra han entrevistado a una muestra representativa de los hogares y la población navarra repartida por el conjunto del territorio foral. En dichas entrevistas han compartido más de una hora y media de su tiempo para conocer a fondo su situación y poner de forma gratuita las vicisitudes de su vida cotidiana al servicio de la investigación.

Responder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.