El espacio «Pequeños Corazones de Cáritas» cuelga el cartel de «completo» durante los tres fines de semana de actividad

Blog, Cáritas joven

 

La experiencia ha sido muy positiva, asegura Alicia Medina,  Trabajadora de Cáritas en el Proceso de Acogida y Responsable de Cáritas Joven en Navarra: este año hemos introducido mejoras, se ha duplicado el espacio con la instalación de dos carpas en vez de una; hemos incorporado paneles de gran tamaño, uno de ellos con los superhéroes; hemos aumentado el número de mesas y sillas, de láminas para pintar; hemos contado con varios pintacaras y el espacio ha estado completo todos los días.

 

La acogida ha sido impresionante y la verdad que estamos muy agradecidos.

 

“Pequeños Corazones” es un espacio organizado por Cáritas Joven para los más pequeños  y ubicado al lado de Tómbola. La  actividad se inició el año pasado como una experiencia piloto pero este año el proyecto se ha consolidado y ha funcionado durante los tres primeros fines de semana de junio. El objetivo es visibilizar el voluntariado joven de Cáritas y sensibilizar a niños, padres, madres o abuelos sobre los valores de la entidad.

Niño participando en el espacio "Pequeños Corazones"

En el espacio se trabajan los valores de Cáritas. Los niños eligen un valor de los cinco propios de la Institución (Servicio; Justicia; Misericordia; La Persona, lo mas importante del todo y Caminamos juntos).

Cada valor, indica Alicia  está representado en el dibujo de un superhéroe y en un color. Se les explica de forma sencilla y divertida, se les da una lámina con el superhéroe que ellos han elegido para colorear; si se animan, pueden pintarse un antifaz con el color del superhéroe que representa el valor que más les haya gustado; se les entregan globos, piruletas y gominolas y se van encantados. Nos ha gustado que muchos niños estaban agusto en el espacio y no querían marcharse, pese a la insistencia de los padres, o niños que han venido tarde tras tarde a disfrutar del tiempo en el espacio.

35 voluntarios jóvenes han acompañado a Alicia durante los tres fines de semana que ha durado la actividad.

Eso  ha sido para mí lo más importante, indica la Responsable de Cáritas Joven, el esfuerzo de los voluntarios, ver su compromiso y esfuerzo tarde tras tarde. Gracias a la entrega desinteresada de su tiempo han conseguido que este proyecto salga adelante. Eso es muy gratificante.

 

Y continuarán dedicando su tiempo a los demás, porque Cáritas Joven no para y sigue con actividad durante todo el año, entregando regalos en Navidad, organizando actividades de ocio para los niños alojados en la Residencia de familias de Cáritas o participando en Encuentros anuales de la Entidad para continuar formándose en la ayuda a los demás, aportando su granito de arena para hacer de este mundo un lugar mejor.

 

¡Gracias a todos y hasta el año que viene!

Responder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.